Polémica por monedas que ridiculizan al rey sueco

Un publicista confesó ser el autor de unas monedas manipuladas en las que se puede leer “el monarca es adúltero”.  Argumentando  “Es una obra de arte”, se defendió  el artífice de estas manipulaciones.

Un publicista reveló hoy que es el autor de las monedas falsas de una corona sueca que circulan desde hace unos meses en Suecia con una leyenda que ridiculiza al monarca del país escandinavo.

En vez de “Carlos XVI Gustavo, rey de Suecia” las monedas tienen la leyenda “Vår horkarl till kung” (nuestro rey libertino o adúltero) junto al rostro del monarca, que el año pasado se vio salpicado por varios escándalos por sus supuestas visitas a clubes de alterne y sus presuntos contactos con el mundo criminal.

La idea forma parte de un proyecto artístico, aseguró el publicista Karl Fredrik Mattsson durante una rueda de prensa improvisada en una feria de arte celebrada en la Casa de la Cultura de Estocolmo.

“Esto es una obra de arte y tiene que hablar por sí misma. Me considero un artista aficionado y no me interesa explicar mi obra”, afirmó Mattson, quien rechazó revelar el motivo de su proyecto, si bien dio por logrado el objetivo, que era llegar al público.

Dos meses después de la aparición de las monedas en varios puntos de Suecia, Mattson concedió la semana pasada una entrevista anónima al periódico Svenska Dagbladet, que había llegado hasta él. Convencido de que era una cuestión de tiempo que se averiguara su identidad, decidió salir a la luz, admitió.

Su comparecencia comenzó con la proyección de “El experimento real”, un documental en el que cuenta detalles del proyecto y cómo repartió las monedas falsas a varias personas (su madre fue una de ellas), para que luego contactaran con los medios de comunicación.

Mattson, que no quiso revelar quién le había ayudado, borró la cara de las monedas y la sustituyó por una copia del mismo tamaño con la nueva leyenda, que soldó a continuación, logrando una falsificación que ha sido elogiada por los expertos. Reiteró que él mismo ha corrido con todos los gastos y no buscaba otro fin que el artístico.

“Estoy preparado para ser acusado si el rey quiere querellarse”, dijo el publicista sueco, aunque la Casa Real anunció hoy por medio de un portavoz que no tiene previsto presentar una denuncia.

En cambio, la policía sí tiene abierta una investigación, pero el hecho de que el propósito sea artístico y no tenga como objetivo lucrarse puede llevar a que el caso sea cerrado.

Carlos XVI Gustavo puede sentirse “molesto”, concede Mattson, quien en su entrevista anónima de hace unos días con “Svenska Dagbladet” había defendido su derecho a realizar el proyecto.

“Uno también puede sentirse provocado por la Casa Real, que puede ser percibida como extremadamente provocativa. Creo que muchos lo sienten así”, indicó entonces.

Fuente: EFE

 

Esta entrada fue publicada en Miscelánea, Suecia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Polémica por monedas que ridiculizan al rey sueco

  1. Miguel dijo:

    Extrapolemos esto a España, año 2016. El tío este estaría desde el día 1 durmiendo en prisión. Ya estaríamos oyendo penas de un porrón de años, a pesar de que sea público y notorio que nuestro rey es… (ahí lo dejo, cada cual que complete con el adjetivo que quiera).

Deja un comentario