España «500 Aniversario del descubrimiento del Pacífico»

Este año 2013 se celebra el 500 aniversario del descubrimiento del océano Pacífico por Vasco Núñez de Balboa, el primer europeo en llegar desde costas americanas. Con este motivo la FNMT emite una serie de monedas de colección que voy a presentaros.

Moneda de 10 euros

10eu

Composición: Plata 925 
Peso: 27 g.
Diámetro: 40 mm.

En el anverso se reproduce un retrato de Vasco Núñez de Balboa, que se conserva en el Museo Naval de Madrid. En el reverso se reproduce una imagen de Vasco Núñez de Balboa tomando posesión del océano Pacifico.

Moneda de 50 euros

50eu

Composición: Plata 925 
Peso: 168,75 g.
Diámetro: 73 mm.

En el anverso se reproduce una imagen del monumento a Vasco Núñez de Balboa, realizado por Mariano Benlliure, que se levanta en la capital de Panamá. En el reverso se reproduce un fragmento del mapa denominado «Maris Pacifici», realizado en 1589, incluido en la obra «Theatrum Orbis Terrarum», del geógrafo y cartógrafo Abraham Ortelius, que se conserva en el Museo Naval de Madrid. 

Moneda de 200 euros

200eu

Composición: Oro 999 
Peso: 13,5 g.
Diámetro: 30 mm

En el anverso se reproduce un retrato de Vasco Núñez de Balboa, que se conserva en el Museo Naval de Madrid. En el reverso se reproduce la imagen de una carabela de la época.

Volúmenes de emisión y precios

dat

Descubrimiento del océano Pacifico

imag

El descubrimiento del Océano Pacífico por Vasco Núñez de Balboa en 1513 marca el inicio de una nueva realidad para el mundo. A partir de ese momento cambiará la historia de la Humanidad, se abrirán nuevas rutas, dando a conocer nuevas culturas, etnias y formas de vida, así como inimaginables cambios económicos, sociales y políticos que permitirán un encuentro global y un extraordinario intercambio de personas y bienes hasta entonces desconocidos.

El Océano Pacífico es el mayor de nuestro planeta, ocupa la tercera parte de su superficie con unos 165,7 millones de km 2. Fernando de Magallanes, en 1520, lo llamó pacífico porque durante la mayoría de su viaje hasta Filipinas, lo encontró en calma, y lo expresó así: «Oh! mar, que pacíficas son tus aguas»

Fuente: Real Academia de Extremadura

Esta entrada fue publicada en España. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario