Iniciándonos en las Monedas de Inversión

A lo largo de una vida como coleccionista de monedas es posible que en algún momento, por distintas causas que pueden sobrevenir, tengamos que plantearnos dejar nuestra colección e incluso deshacernos de ella. Realmente al final de nuestras vidas, si no lo hemos hecho antes, siempre acabaremos dejando nuestras queridas monedas en manos de nuestros herederos. Estando en vida quizás el valor de las piezas que tengamos no es algo que nos preocupe demasiado, más bien su disfrute al contemplarlas y nuestras ganas de conseguir las piezas que se nos resisten en la colección sea lo más importante.

Ahora bien si el planteamiento que nos hacemos va más allá de nosotros mismos y pensamos en nuestros hijos o nietos, que puede que finalmente terminen deshaciéndose de las monedas que nosotros disfrutemos durante toda una vida, de hecho hay muchos padres o abuelos que hacen una colección por hijo o nieto, adquiriendo varias iguales de cada pieza. Una de la opciones ideales, para los que piensan en el futuro, es coleccionar las monedas de inversión denominadas de tipo Bullion. Éstas siempre se podrán convertir en dinero efectivo de una forma mucho más rápida y con el sustento del metal en el que están acuñadas, normalmente plata o en oro; y si además se dan circunstancias favorables a la hora de venderlas se puede ganar bastante dinero. De hecho muchas personas utilizan estas monedas como una forma de inversión.

Moneda de Inversión o Bullion

El concepto de moneda “bullion” es el de una moneda acuñada en metal precioso, cuya cotización no se fija por el valor nominal de la misma, sino por el valor de metal fino contenido en ella.

Esto puede surgir cuando la cotización del metal deja de ser estable y comienza a fluctuar, con lo que se hace interesante la inversión en el metal por motivos especulativos.

Muchos inversores prefieren los metales preciosos en forma de moneda, antes que otras como pueden ser barras, lingotes, etc., ya que las monedas no necesitan ser ensayadas cuando van a ser vendidas.

Muchos gobiernos, ante la demanda de este tipo de monedas por parte del público 
inversionista, emiten moneda de este tipo, ya no como monedas de curso legal, sino para su venta específica como moneda “bullion”.

Después de haceros la introducción sobre estas monedas, por cierto la mayoría de una gran belleza, voy a mostrar las monedas más representativas de este tipo, acuñadas en plata y emitidas por las principales cecas de todo el mundo.

Maple Leaf

Maple Leaf es una moneda de plata de origen canadiense, cuyo peso es de exactamente una onza. La Maple Leaf de una onza, son las favoritas de los inversores privados a nivel internacional, ya que son las mejores que podemos encontrar. Esto se debe a que contienen una pureza del 999.9 que, como ya sabemos, es la máxima pureza que podemos encontrar en las monedas de plata.

En las monedas Maple Leaf podremos encontrar una hoja de arce en una cara, y en la otra una imagen de la reina Isabel II de Inglaterra. Las monedas suelen contar con un valor facial 5 dólares canadienses.

La Filarmónica

La Filarmónica es otro tipo de monedas de plata que, en este caso, encuentra su procedencia en Viena. El peso de esta moneda, al igual que las anteriores y la próximas que veremos, es de una onza. Las monedas de Filarmónica de Viena se producen en la Münze Österreich, que es la casa de la moneda de Austria. Podemos encontrar que su máxima pureza del 999, lo ha hecho que esta también sea de las mejores alternativas para los inversores privados desde hace, aproximadamente, unos 20 años.

Estas monedas de Filarmónica, además de competitivas y puras, son muy bellas. Y es que en una de sus caras contiene 5 violines con una inscripción en el idioma que da origen a estas monedas, mientras que en su otra cara podemos encontrar un órgano que se encuentra en el Golden Hall, lugar donde la Filarmónica de Viena da sus increíbles conciertos.

American Eagle

American Eagle es otra de esas monedas de plata de éxito entre los inversores privados de manera internacional, y se puso en el mercado por primera vez hace justamente 30 años. La pureza de esta moneda de plata es del 999.9, una pureza elevadísima en lo que a monedas de plata se refiere, y es por ello por lo que es de las preferidas por sus inversores. Además, esta pureza está garantizada por los Estados Unidos, y es muy fácilmente comercializada, por lo que es bastante sencillo adquirirla en cualquier parte del mundo.

La American Eagle tiene en una de sus caras el águila nacional de los Estados Unidos de América, y en la otra cara la representación de la libertad.

Panda

Las monedas de plata Panda, por su parte, provienen directamente desde china, y son también bastante cotizadas en el mercado y una buena opción para los inversores privados debido a su pureza en plata del 999.

Pero no solamente las monedas de plata Panda son una opción atractiva en cuanto a su valor en el mercado, sino que también lo son de manera estética, ya que en una de las caras de la Panda podemos encontrar un oso Panda, símbolo típico de China, y en la otra el Templo del Cielo, un monumento chino de gran relevancia.

Estas monedas han contado con un peso de 1 Oz hasta 2015 cuando se decidió cambiarlo a 30 gramos.

Britannia

Britannia ofrece unas monedas de plata del 999, la máxima pureza, y en concreto de 31.1 gramos en cada una de sus monedas. Las Britannia son bastante empleadas a nivel internacional por los inversores privados, y podemos reconocerlas porque en una cara tienen la faz de la Reina Isabel II de Inglaterra, y en la otra cara podemos encontrar la representación de Britannia, término antiguo para la Gran Bretaña romana y personificación femenina de la isla

Las que os he mostrado son las más representativas, aunque podríamos añadir: la Kookaburra, la Canguro y el Koala de Australia; el Kiwi de Nueva zelanda o la Libertad de México.

Ahora si una vez conocidas las monedas, os decidís a coleccionarlas es importante elegir un profesional de prestigio, para su adquisición y asesoramiento. Yo os recomiendo a Andorrano Joyeria por los siguientes motivos.

Esta entrada fue publicada en Onzas plata. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Iniciándonos en las Monedas de Inversión

  1. Santiago Sanromá dijo:

    Yo soy coleccionista y ademas vendo los domingos en el rastrillo e Santander , y ciertamente , algun cliente , me comenta de que … cuando yo muera no be que haran los hijos con su coleccion .Yo les contesto , que la ventaja del muerto ,es que no se entera de nada y por lo tanto no sufre por lo que puedan hacer los vivos , pero como el coleccinismo , es ocio y cultura , de lo que se trata , es que mientras que uno este vivo , aprenda y se entretenga , y en este momento , es lo que estas haciendo ahora conmigo , les digo.

    • jeroja6 dijo:

      Tienes toda la razón Santiago, pero hay muchas personas que coleccionan moneda de forma explícita para dejar a sus herederos, en ese caso la moneda tipo Bullion es la recomendada.

  2. RAMÓN A ARMENDARIZ V dijo:

    Yo me preocupo por comprar, dejo algo de información. Pero que mis hijas se preocupen de vender.

  3. RAMÓN A ARMENDARIZ V dijo:

    FALTA LA ONZA LIBERTAD, ES DE MÉXICO Y DE EXCELENTE CALIDAD.

  4. Jose Gravan dijo:

    Hay algo que quisiera saber; ¿las monedas bullion de 1 oz, son onzas estandar de 28 gramos o son onzas troy de alrededor de 31,1 gramos?

  5. santiago sanromá ariño dijo:

    Jose Gravan , , cuando yo empezaba , tambien hice esa pregunta y me contestaron , que la onza española era de 28 g. y las demas eran de 31 g. , asi que la conclusion que saque es que la onza pesa 31 g. lo que pasa es que llamamos onza a las monedas de 8 escudos de oro que pesan 28 g..No se si habra algun experto que nos lo explique mejor .

Deja un comentario