Un arquitecto no es un diseñador de monedas

Aprovechando la última moneda que emite la INCM portuguesa en 2018, veremos un claro ejemplo que a un arquitecto por famoso y consagrado que sea, no se le debe pedir que realice un trabajo que no es su especialidad, por ejemplo el diseño de una moneda. Seguro que el hombre le ha puesto mucha dosis de buena voluntad, o quizás soy yo el que no logra ver las cualidades de su diseño, pero no me parece de recibo que monedas como la que vamos a ver se acuñen con el beneplácito de una Casa de Moneda, que debería de tener un mínimo de cuidado con lo intenta vender a sus coleccionistas. Moneda como la que vamos a ver hace replantearse a uno si su colección debe seguir por donde la lleva.

La moneda en cuestión es la segunda de una serie dedicada a los grandes nombres de la arquitectura portuguesa contemporánea. Este año se le dedica a Eduardo Souto Moura, siendo el encargado del diseño otro arquitecto de reconocido prestigio, Álvaro Siza. Se da la circunstancia que la moneda de 2017 fue a la inversa, Álvaro era el reconocido con la moneda y Eduardo el que la diseñaba. Por cierto, como arquitectos ambos son reconocidos internacionalmente al haber sido galardonados con el premio Pritzker, el premio de mayor prestigio internacional y el principal galardón concedido para honrar a un arquitecto en el mundo, mencionado comúnmente como el «Nobel de Arquitectura».​​​

El facial de la moneda de la que hablamos es de 7,5 euros, cuenta con dos versiones con el mismo diseño, una acuñada en plata de 500 (la que aparece en dos partes en la zona inferior) que se puede conseguir a su valor facial en Portugal, y la otra en acabado Proof y compuesta por plata de 925 a un precio que ronda los 55€ (la que vemos en la zona superior).

El reverso de la moneda muestra en el centro una columna clásica que representa la construcción humana, en el semicírculo superior se muestra la leyenda «Eduardo Souto de Moura».

El anverso de la moneda muestra en el centro, la representación estilizada de la copa de un árbol, a la izquierda, el escudo de armas de Portugal, en el semicírculo superior, las leyendas «Portugal» y «2018», y el valor nominal; En parte inferior, la leyenda «INCM» y el nombre del  del autor Álvaro Siza».

Características de las monedas 

Autor: Álvaro Siza
Valor facial: 7,5 euros
Metal: Plata 500/ Plata 925 
Diámetro: 33 mm 
Tirada: 60.000 / 2.500 
Peso: 13 g / 13,5 g 
Precio: 7,50€ / 55,35€

 

Eduardo Souto de Moura

 

Eduardo Souto de Moura (nacido el 25 de julio de 1952), el arquitecto portugués que ganó el Premio Pritzker 2011 , es conocido por sus diseños formalmente simples pero serios y, a veces, dramáticos, creados a través de su cuidadoso uso de colores y materiales. Su arquitectura es versátil y coherente, contextual y universal, y rara vez se ve afectada por las tendencias o los estilos actuales.

Esta entrada fue publicada en Portugal. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Un arquitecto no es un diseñador de monedas

  1. pepe dijo:

    Peores cosas se han visto…

    • tomeu dijo:

      Totalmente de acuerdo.
      Recordando monedas como:
      2,5 euros 2016 dedicada al Museo del Dinero
      2,5 euros 2015 dedicatoria a la figura del Defensor del Pueblo (Provedor de Justiça)
      no creo que el problema sean los arquitectos.

  2. El minimalismo trae estas faltas de ideas. Lo próximo será querer vender una moneda inexistente.

  3. José Luis dijo:

    Bajo mi humilde punto de vista, me da la impresión que Eduardo y Álvaro se llevan mal entre ellos, viendo el resultado.

  4. JULIO dijo:

    el alcohol en esta sociedad esta haciendo estragos , solo hay que ver la botella y la copa que ha dibujado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.