Fauna Silvestre Amenazada del Perú – Tapir Andino

La cuarta moneda de la serie «Fauna Silvestre Amenazada del Perú», dedicada al «Tapir Andino», ha sido puesta en circulación hoy 15 de marzo. Esta moneda y las diez de las que consta la colección, son monedas circulantes con facial de 1 sol. La colección  de monedas tienen por finalidad, a través de un medio de pago de uso masivo, generar conciencia sobre la importancia de la preservación de las especies de nuestro entorno y del cuidado del medio ambiente, así como continuar con el impulso de la cultura numismática en Perú y en el mundo.

En el reverso, en la parte central, se observa una imagen del Tapir Andino. También se
aprecia un diseño geométrico de líneas verticales, la marca de la Casa Nacional de
Moneda, así como el nombre científico del Tapir Andino: Tapirus pinchaque, la
denominación en número y el nombre de la unidad monetaria. Al lado de la
denominación se aprecia círculos concéntricos con un colibrí calado, como símbolo de
la serie. En la parte superior se muestra la frase TAPIR ANDINO.

En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú rodeado de la
leyenda “BANCO CENTRAL DE RESERVA DEL PERÚ”, el año de acuñación y un
polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

Esta es la cuarta moneda, de las diez que componen la Serie Fauna Silvestre Amenazada del Perú, de la cual han sido emitidas 10 millones de unidades de esta pieza.

Características de la moneda

Denominación: 1 sol
Aleación: Alpaca
Peso: 7,32 g
Diámetro: 25,50 mm
Canto: Estriado
Año de acuñación: 2018
Volumen de emisión: 10 millones

Tapir Andino

El tapir andino (Tapirus pinchaque) es la especie más pequeña de las cuatro que
existen en el mundo y habita en los ecosistemas de montaña de Colombia, Ecuador
y Perú. En Perú, se distribuye desde los 2.000 hasta los 4.000 msnm, entre
las regiones de Cajamarca, Piura y Lambayeque.

Esta especie es esencialmente solitaria y es clave para la conservación de bosques
montanos y páramos, pues dispersa semillas, enriquece los suelos y propicia la
presencia de otras especies. Su población total se estima en 2.500, de los cuales
alrededor de 400 se encontrarían en Perú. Parte de estos ejemplares habitan las
áreas protegidas del Santuario Nacional Tabaconas Namballe y del Bosque de
Protección Pagaibamba, ambos ubicados en Cajamarca.

En Perú, está catalogado como una especie “En Peligro Crítico” debido a
la pérdida y fragmentación de su hábitat, a su caza y captura ilegal. Está incluido
en el Apéndice I de la Convención CITES.

Esta entrada fue publicada en Perú. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.