Comienza la acuñación moneda alemana con polímero 2018

Las Casas de Moneda de Alemania han comenzado durante esta semana la acuñación de la segunda moneda de la serie Zonas Climáticas, correspondiendo en 2018 a la Zona Subtropical, en la que se utiliza el polímero, este año de color naranja, como parte de la misma, separando las dos partes metálicas de la moneda.

Un total de 3,4 millones (3 millones en calidad BU y 400.000 en Proof)  son las piezas que serán emitidas de forma oficial durante el próximo mes de abril. El anillo plástico y translúcido en color naranja, presentará un tono distinto para cada una de las cinco Casas de Moneda con las que cuenta alemania.

Durante el acto de inicio de la producción de monedas, se comentó por parte de las autoridades alemanas las cualidades de estas monedas, no sólo desde el punto de vista estético, sino también de las medidas de seguridad contra la falsificación que podrían implementar en un futuro, tanto de forma visible como no visible en el anillo de polímero, pudiendo igualar en medidas de seguridad a los billetes. A este acto al que también asistió un representante de la European Vending Association, que trabajan con máquinas expendedoras de monedas, se dijo que estas monedas podrían sen adaptadas a las máquinas ya existentes sin ningún problema, simplemente siendo reprogramadas.

Estas monedas que ya cuenta con dos premios internacionales a la innovación, podrían reabrir el debate de la sustitución del billete de 5 euros por una moneda, algo por lo que ya han apostado algunos importantes países europeos en el pasado.

Volviendo a la moneda desde el punto de vista del coleccionista, recordar que el diseño corresponde al artista Patrick Niesel en su reverso. El anverso, común a toda la serie, fue diseñado por Stefanie Radtke. 

El reverso intenta  mostrar una imagen invernal de las zonas subtropicales húmedas con clima mediterráneo, representando la flora y fauna típica de esta zona climática, como las cabras domésticas sobre arbustos, un árbol con forma de paraguas de los que prevalecen en la zona y el mar al fondo representado por una línea recta sobre el  horizonte.

En el anverso se muestra un águila, la palabra “República Federal de Alemania”, el valor facial “5 euro”, el año 2018, las doce estrellas europeas y, dependiendo de la ceca, la marca de la Casa de Moneda “A” (Berlín), “D” (Munich), “F” ( Stuttgart), “G” (Karlsruhe) o “J” (Hamburgo). 

El borde liso de la moneda contiene la inscripción, en alemán, “zonas climáticas de la tierra”.

Video del comienzo de la acuñación

 

Ficha Técnica 

Fecha de emisión 

Abril 2018

Composición

 cobre-níquel y polímero

Calidades

Proof y circulación

Peso

9 g

Diámetro

27,25 mm

Casas de Moneda

Berlín (A), Múnich (D), Stuttgart (F)

Karlsruhe (G), Hamburgo (J)

Volumen de emisión

3,4 millones de piezas
( 3 millones BU y 400.000 Proof)

La moneda de 5 euros “Zona Tropical” se compone de dos aleaciones de cobre-níquel diferentes y un anillo de polímero translúcido. Tiene un peso de 9 gramos y se produce en dos calidades de acuñación, BU y Proof. 

La moneda en calidad BU se pondrá a la venta a su valor nominal (5 euros) en los Bancos Federales de Alemania. La moneda con el acabado Proof se pondrá a la venta  por un precio superior, aún por determinar.

Colección completa

Año

Moneda

Color del anillo de polímero

2017 Zona Tropical Rojo
2018 Zona Subtropical Naranja
2019 Zona Templada Verde
2020 Zona Subpolar Turquesa
2021 Zona Polar Violeta

 

Esta entrada fue publicada en Alemania. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Comienza la acuñación moneda alemana con polímero 2018

  1. Miryam dijo:

    Otra que me quedaré sin ella aunque me gusta mucho.

  2. Iván dijo:

    Al respecto de la sustitución del billete de 5€ por una moneda, tal y como se menciona aquí. Tenía entendido que hay una corriente justamente contraria, y es la elaboración de un billete de 1 € (al estilo del dólar), en lugar de monedas, por aquello de que los costes de elaboración son menores y el margen es superior. Desconozco la realidad. Tampoco sé hasta qué punto la idea cuajaría, personalmente veo más manejable el billete. Dado que las métricas y los pesos de las monedas de Euro son aproximadamente proporcionales al valor facial, una moneda de 5 € debería ser más grande y más pesada que una de 2 €. No tengo claro que esa propuesta pudiera salir adelante ni a nivel global ni circunscrito a pagos en España, como ocurre en casos como Eslovenia con los 3 € o Portugal con los 2,50 €. Lo que sí lamento es que estas monedas se puedan adquirir a facial en sucursales bancarias germanas. ¿Por qué en España no se hacen cosas así? ¿Por qué todo es siempre proof?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.