Fauna Silvestre Amenazada del Perú – Cóndor Andino

La tercera moneda de la serie «Fauna Silvestre Amenazada del Perú», dedicada al «Cóndor Andino», ha sido puesta en circulación hoy 13 de diciembre. Esta moneda y las diez de las que consta la colección, son monedas circulantes con facial de 1 sol. La colección  de monedas tienen por finalidad, a través de un medio de pago de uso masivo, generar conciencia sobre la importancia de la preservación de las especies de nuestro entorno y del cuidado del medio ambiente, así como continuar con el impulso de la cultura numismática en Perú y en el mundo.

En el reverso, en la parte central, se observa una imagen del Cóndor Andino en vuelo
con las alas extendidas y de fondo la silueta de una cadena de montañas representando
a la Cordillera de los Andes. También se aprecia un diseño geométrico de líneas
verticales, la marca de la Casa Nacional de Moneda, así como el nombre científico del
Cóndor Andino: Vultur gryphus, la denominación en número y el nombre de la unidad
monetaria. Al lado de la denominación se aprecia círculos concéntricos con un colibrí
calado, como símbolo de la serie. En la parte superior se muestra la frase CÓNDOR ANDINO.

En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú rodeado de la leyenda “BANCO CENTRAL DE RESERVA DEL PERÚ”, el año de acuñación y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

Esta es la tercera moneda, de las diez que componen la Serie Fauna Silvestre Amenazada del Perú, de la cual han sido emitidas 10 millones de unidades de esta pieza.

Características de la moneda

Denominación: 1 sol
Aleación: Alpaca
Peso: 7,32 g
Diámetro: 25,50 mm
Canto: Estriado
Año de acuñación: 2017
Volumen de emisión: 10 millones

Cóndor Andino

El cóndor andino (Vultur gryphus) deriva del vocablo quechua “kuntur” y es el ave
voladora más grande del mundo. Distribuido en los Andes de toda Sudamérica,
en el Perú habita en zonas montañosas hasta los 5.000 metros de altitud y cerca de zonas
costeras donde abundan las brisas marinas y fuertes corrientes térmicas de aire
que le permiten planear dado su gran peso (hasta 15 kg) y envergadura de alas
(hasta 3 m).

Esta magnífica especie puede vivir más de 70 años, alcanza su madurez
reproductiva a los 6 años y puede tener una cría cada dos años. Por sus hábitos
carroñeros, el cóndor andino cumple una importante labor como limpiador de los
ecosistemas. Se encuentra amenazado por la caza, captura ilegal y
envenenamiento, motivados por creencias y rituales. Está incluido en el Apéndice
I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de
Fauna y Flora Silvestres.

Esta entrada fue publicada en Perú. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario