Moneda para el ingeniero aeroespacial Valentín Glushkó

El Banco de Ucrania anuncia la emisión para el próximo 25 de julio de una moneda dedicada al ingeniero aeroespacial Valentín Glushkó. El valor facial de la moneda será de 2 grivnas y será puesta a la venta en Ucrania por unos 40 grivnas (1,30 euros), está acuñada sobre una aleación de alpaca también denominada como plata alemana. 

El anverso presenta una composición estilizada del despegue del transbordador “Buran” propulsado por el cohete “Energia”. El Energia fue el lanzador soviético más poderoso y último logro tecnológico de la URSS en la carrera espacial. Tenía la capacidad de poner alrededor de 100 toneladas métricas en órbita baja terrestre, y otras cargas de menor peso en órbitas más altas, es el cohete de carga más poderoso jamás construido y uno de los multiples proyectos en los que participó Glushkó.

El reverso muestra un retrato de Valentín Glushkó, su nombre y los años en los nació y murió “1908 – 1989”. 

Características

Valor facial: 2 grivnas
Metal: Alpaca
Diámetro: 31 mm
Peso: 12,8 g
Volumen de emisión: 35.000

 

Valentín Glushkó (1908 – 1989)

El cohete Energía adherido al transbordador Buran

El cohete Energía adherido al transbordador Buran

Valentín Glushkó fue un pionero en los sistemas de propulsión de cohetes y uno de los principales contribuyentes a la tecnología espacial y de defensa soviética. Nació en Odessa, Ucrania, en 1908.

 Después de graduarse de la Universidad Estatal de Leningrado (1929), Glushko dirigió la oficina de diseño del Laboratorio de Dinámica de Gas en Leningrado y comenzó la investigación en motores de cohetes de combustible líquido y combustibles electrotérmicos. En 1935, publicó “Cohetes, su construcción y utilización”. De 1932 a 1966, Glushko trabajó estrechamente con el renombrado diseñador de cohetes Sergei Korolev, logrando sus mayores éxitos en 1957 con el lanzamiento del primer misil balístico intercontinental en agosto y el primer satélite artificial exitoso, el Sputnik 1, en octubre. 

En 1974, Glushko fue nombrado jefe de diseño del programa espacial soviético, en el que supervisó el desarrollo de la estación espacial Mir . Recibió numerosos honores oficiales, incluido el Premio Lenin (1957) y las elecciones a la Academia de Ciencias Soviética (1958).

En Ucrania, una avenida en la capital del país y otra en Odesa llevan su nombre.

Esta entrada fue publicada en Ucrania. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.