Moneda rectangular para primer metro subterráneo de Europa

El Banco de Hungría emitirá el lunes 3 de mayo una moneda de 2000 florines para conmemorar el 125º aniversario de la inauguración del Millenniumi Földalatti Vasút (Ferrocarril Subterráneo del Milenio), conocido comúnmente como Kisföldalatti (pequeño metro). Se trata de una moneda rectangular con un acabado especial envejecido. La moneda fue diseñada por el artista Balázs Bitó con la colaboración del Museo Húngaro de Ciencia, Tecnología y Transporte.

En Budapest, el 2 de mayo de 1896 se inauguró el ferrocarril subterráneo del milenio, que fue el primer tranvía subterráneo de Europa. El metro construido para el Milenio húngaro fue una de las mayores novedades de la monarquía austrohúngara. Incluso Francisco José I de Austria hizo un viaje en el. En su construcción se utilizaron soluciones de vanguardia en arquitectura, incluida la tecnología industrial del hormigón armado. Un equipo de seguridad mecánico y automatizado, utilizado en el ferrocarril, evitaba que los vagones colisionaran. Los vagones originales, que se sometieron a varias remodelaciones, permanecieron en uso durante 77 años hasta que se modernizó el ferrocarril en 1973, lo que no había tenido precedentes en el mundo. Este ferrocarril subterráneo se incluyó en la lista del patrimonio mundial en 2002 junto con la avenida Andrássy.

El motivo central del anverso presenta un grabado de una de las paradas del Metro del Milenio basado en un dibujo del siglo XVIII. La representación de la parada muestra claramente la singularidad del metro de poca profundidad, es decir, que no está lejos de la superficie. La representación técnica de la parada de metro se ve reforzada por las figuras vestidas con ropa de la época. A la derecha en la parte superior figura la leyenda «MAGYARORSZÁG» (Hungría), debajo el valor facial «2.000 FORINT» dividida en dos líneas horizontales. En la parte inferior de la moneda, a la izquierda, figura la marca de ceca «BP».

El reverso muestra un vagón del ferrocarril subterráneo con paneles de madera como motivo central. Encima, en dos líneas horizontales, aparecen las letras «MILLENNIUMI FÖLDALATTI» (metro milenario) y «VASÚT» (ferrocarril). Debajo de estas letras figura el año «1896», a la izquierda, que hace referencia a la fecha en el que fue inaugurado el Kisföldalatti, y el año de acuñación «2021», a la derecha. La marca del diseñador de la moneda, el artista aplicado Balázs Bitó, aparece en forma de letras de cobre atornilladas en el lateral del coche. 

La moneda está acuñada sobre una aleación de cobre (75%) y níquel (25%). Pesa 27 gramos, su tamaño es de 39,60×26,40 mm y tiene el canto liso. El volumen de emisión está limitado a 8.000 piezas.

Esta entrada fue publicada en Hungría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Moneda rectangular para primer metro subterráneo de Europa”

  1. Ignacio B dice:

    Lindísima moneda

Responder a Ignacio B Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.